Tel. +59 8 2900 9464 grupolacanianomontevideo@gmail.com Río Negro 1354 - Of. 40, Montevideo, Uruguay

Revista Repique

Repique 5

La otra cara de una historia

Victoria Arias

La película Extraordinario gira en torno a Auggie de 10 años que ha nacido con una malformación craneofacial a causa del síndrome Treacher-Collins. Tras 10 años de cirugías, de ser el centro de atención en su familia formada por sus padres y hermana, y de ser educado por su madre en el entorno de su hogar, se enfrenta a la situación de ser un niño ordinario al asistir a un colegio. El espectador se encuentra con la historia contada dividida en secciones desde los distintos personajes de la película, mostrándonos así, la misma historia desde diferentes puntos de vista. De este modo, podemos empezar por la historia desde el punto de vista del padre, un padre que media entre lo que pasa entre la madre y el hijo, siendo esto avalado por ella. Es el padre que insiste que su hijo pase de ser educado en el hogar, a considerar que comience a ir a la escuela, buscando así que éste se integre con compañeros de su edad y en el camino, algunos trazos deja, diciéndole cómo ser cool, orientando lo que no es cool, como por ejemplo, que tu padre te acompañe a la puerta del colegio, que tampoco lo son los niños que participan mucho en clase o que no lo son los que usan cascos en la escuela. (Auggie debido a la apariencia de su rostro usa un casco de astronauta de juguete y llega con el puesto el primer día de clases). Ese Padre que media, que interviene en la escena, separando al niño de esa madre desde lo Cool quizás puede estar rigiendo algo que más adelante retomaré. Desde el punto de vista de la Madre, podemos ver como no solo avala las indicaciones de este padre, sino que también le dice que esas son las reglas para ser un niño adaptado y ordinario. Son estas escenas las que permitirán que la madre salga en busca de su propio deseo más allá de su hijo, ya que esta había dejado de lado la entrega de su tesis para dedicarse pura y exclusivamente a la educación de su hijo y a realizar dibujos. Si bien, son estos temas los que los autores apelan a contar la historia, tenemos la otra cara de la misma: el punto de vista de Vía, hermana mayor de Auggie. En este punto, podemos ubicarnos a preguntarnos ¿Qué lugar ocupan estos complejos casos donde un niño desde su falta genera que toda la familia gire en torno a él dejando a la hermana en otra escena o fuera de la misma?. Vía es una adolescente que concurre al liceo, el primer día de vuelta a clases nos encontramos con la personaje cruzándose con su mejor amiga de la infancia quien la intenta evadir, Vía preguntando el porque se encuentra con una pizarra para anotarse a un taller teatral, encontrándose con un muchacho que la convence de anotarse. A partir de ahí, Vía y Justin comienzan a ser amigos y cuando se están conociendo ésta le miente diciendo que es hija única. Podríamos pensar a partir de esa escena, como Vía tiene cierta fantasía que su hermano no existiese, algo así como una relación de amor-odio, por un lado dice no tener hermanos, por otro, se agacha para hablar con su hermano en la puerta de la escuela en su primer día y darle algunas palabras de aliento: “SI te miran, deja que miren, no puedes ser uno más, cuando naciste para sobresalir”. A partir de esta ficción, uno de los puntos que podemos pensar es el del complejo fraterno imbricado con el complejo de la intrusión. Lacan en 1948 define al complejo de intrusión como una experiencia que se da a partir del momento que se comprueba que el sujeto tiene hermanos, un intruso que se apropia de algo sin razón ni derecho. La llegada del semejante destaca el lugar que ocupa un sujeto en una familia. Vía, como todas las noches se sienta en la cena familiar casi sin hablar, nadie le pregunta cómo ha sido su día, ni siquiera en el primer día que concurre al colegio. Es así, que no le cuenta a su familia que realizará un taller teatral que tendrá una obra como muestra final. Incluso, cuando sus padres se enteran que hará la obra, Vía le dice a su madre: “Has hecho un muy buen trabajo dejándome toda la vida sola, ¿por qué tanto interés ahora? ¿Estás aburrida porque Auggie ahora va a la escuela?. Freud cuándo comienza a investigar la relación de la niña frente al edipo llega a la conclusión que entre la niña y su madre se puede constatar un vínculo de odio, que desemboca en el complejo de castración teniendo la niña envidia del pene. Lacan da un paso más y habla de estrago materno y se pregunta qué es lo que espera una hija de su madre. En el seminario 17 El reverso del Psicoanálisis, Lacan concluye que el papel de la madre es el deseo de la madre, y que no soporta. “ Es estar en la boca del cocodrilo, no se sabe que mosca puede llegar a picarle de repente y va y cierra la boca” (p.118). Pero que deberíamos preguntarnos en este caso? No hay cocodrilo? No hay deseo de la madre hacia la hija? Parece ser que Vía paga las consecuencias de ser una adolescente sin muchos problemas, nunca le pidió ayuda a su madre para los deberes, y su padre nunca le recordó que tenía que estudiar para un exámen. Sus padres siempre le dijeron que era la niña más comprensiva del mundo. Tiene claro que su familia no puede con algo más que las preocupaciones en torno a su hermano, y dice saber que su familia la ama pero desde que murió su abuela siente que nadie más la conoce, incluso en una escena, elogió los dibujos de su madre, afirmando que el protagonista de ellos es Auggie, sin embargo, eso no quita que tiene buen ojo, y dice : “me gustaría que un día, utilizara ese ojo, para mirarme”. Y es así que tendrá que arreglárselas más allá de estos lugares que ocupa cada persona en la familia que le toca. Retomando al Padre mediador e interdicctor que interviene en la escena y separa al niño de esa madre desde lo cool, se produce una desplazamiento donde Madre e hija se encuentran, tanto que al final de la película cuándo Vía protagoniza la obra de teatro, su madre por fin la mira, la apunta y la abraza. En una escena, en un momento, Vía es mirada por su madre, y en la ficción parece resolverse esta otra parte, como en la vida, en un análisis.. que en definitiva, de eso se trata, de ver la otra cara de la historia y construir otra versión de la misma historia.

BIBLIOGRAFÍA

  • Lacan (1969-1970) El reverso del Psicoanálisis . Paidós.